Seguidores

martes, 8 de diciembre de 2020

El extranjero


 - Dime hombre enigmático, ¿a quién amas tú más? ¿A tu padre, a tu madre, a tu hermano, a tu hermana?

- Yo no tengo padre, ni madre, ni hermano, ni hermana.

- ¿A tus amigos?

- Os servís de una palabra cuyo sentido desconozco hasta hoy.

- ¿A tu patria?

- Ignoro bajo que latitud está situada.

- ¿La belleza?

- De buena gana la amaría, diosa e inmortal.

- ¿El oro?

- Lo odio, como vosotros odiáis a Dios.

- ¿Pues qué es lo que amas, extraordinario extranjero?

- ¡Amo las nubes..., las nubes que pasan... allá. lejos... las maravillosas nubes!


Charles Baudelaire

31 comentarios:

  1. Una buena definición de la palabra extranjero, donde la patria no tiene un lugar sino unas nubes que contemplar.Abrazos de libertad.!!

    ResponderEliminar
  2. "No iré a ninguna manifestación nacionalista, bajo ninguna bandera. Sé que esta opción me predispone a ser la primera víctima. Porque soy siempre y en todas partes un extranjero." Theo Angelopoulos.

    ResponderEliminar
  3. Todos somos extranjeros, estamos en tierras ajenas, lo que ocurre es que algunas veces acudimos al notario, firmamos hipotecas y pedimos algún tipo de protección al estado.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto. Yo solo creo en Hacienda, Bart Simpson y los cólicos nefríticos.

      Salud.

      Eliminar
  4. Pues comparto lo que dice el poema, me gusta mucho Bodelaire y esa visión suya tan particular detodo. Al igual que tú, mis creencias se van limitando y poco a poco me inclino a creer solo en Hacienda, Bart Simpson y los cólicos, en mi caso de vesícula.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la imagen, esa indefinición en la que ves todo lo que quieres ver.
    Y el poema es, magnífico. Me siento a veces como ese extranjero, aunque tengo familia, amigos, patria, dinero... en las nubes, el cielo, encuentro algo que simplemente me atrapa.

    Muchísimas gracias por poner a Baudelaire en mi camino. Eres un sol Pitt.

    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por el piropo, jajajajaja.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Y yo creo en Ignatius, el de la Conjura de los Necios.
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, un personaje que nunca falta en el carnaval del Mardi Gras, jajajajajaja, y en tu recuerdo.

      Salut.

      Eliminar
  7. Que grandioso Baudelaire!!! Si tan solo pudiésemos no contaminarnos con algunos conceptos instaurados en nosotros y apreciar mas la verdadera belleza de nuestro entorno, que felices seriamos!!! Un abrazo y bonita semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ideologías y las religiones han hecho mucho daño, sobre todo los -ismos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hay una gran posibilidad de despertarse siendo un extranjero, con un mundo que cambia, con una presencia del sentido común, de una negación a pensar.

    Parece estar claro que ama a la belleza, al definirla como diosa e inmortal. Es un buen amor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza por encima de todas las cosas, es la única verdad.

      Saludos.

      Eliminar
  9. Las nubes... acogen todas las miradas quitando esa apátrida que muchos buscan. Precioso, Pitt.

    Mil besitos y muy feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque sea una utopía tiene un gran valor casi literal.

      Mil besitos.

      Eliminar
  10. Sería mi amigo Charles por esa coincidencia, me encanta fotografiarlas y hasta tienen etiqueta en mi blog. Pero todo lo que el desecha también me gusta... saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No deja de ser algo literario, con sus licencias, jajajajajaja.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola Pitt. Bello el poema de ese libro de CHARLES BAUDELAIRE. Las nubes no tienen ni patria ni fronteras, tal vez por eso se fijen en ellas. Aunque más bien creo que los extranjeros que emigran es por necesidades sin fijarse mucho en las nubes.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el mundo tiene alguna necesidad; la necesidad no es patrimonio de una condición, pero el que cambia de patria por necesidad haría bien en cambiar también de patria ideológicamente hablando o, al menos, como dice Baudelaire, a ninguna patria. No sé si me explico.

      Abrazos.

      Abrazos.

      Eliminar
  12. Las nubes que pasan rápido sin detenerse en ningún sitio, lo mismo que el viajero, sin patria en la que echar raíces.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Qué es una patria? Qué es la belleza? Yo prefiero ver pasar las nubes, me dan más confianza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una patria no lo sé.
      La belleza es verdad; la verdad, belleza. Eso es todo lo que sabes sobre la tierra y todo lo que necesitas saber. John Keats.

      Un saludo.

      Eliminar
  14. Se ve que estaba muy sobrado el hombre, para no desear nada más.
    Salu2.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.