Seguidores

viernes, 18 de diciembre de 2020

Historias de mi abuelo. Alejandro Magno y Calisteno

 


Mi abuelo me advertía, mira Tete, hay que tener precaución con eso de ir siempre con la verdad por delante. Te contaré una historia: Cuando Alejandro Magno empezó la campaña que habría de llevarle hasta la India se llevó consigo al filósofo Calisteno, discípulo del genial Aristóteles. Su maestro le enseñó todos los ardides cortesanos pero Calisteno pensaba que, por su sapiencia como filósofo, podría decir siempre la verdad ya que opinaba que el ilustre caudillo apreciaría más el conocimiento puro del brillante mundo de las ideas que los modos y maneras cortesanas. Fue un error fatal. Demasiadas veces expresó sin rodeos ni florituras a Alejandro lo que pensaba, hasta que en una de sus campañas, harto de oír lo que no quería escuchar, éste ordenó que se le ejecutara.

22 comentarios:

  1. Buen consejo del abuelo( sabes le estoy cogiendo bien de cariño al abuelo)Como dicen ahora, que la verdad está sobrevalorada, bueno no siempre es bueno ser demasiado sincero. Y la verdad cada uno cree tener la suya propia. De todo modos mi abuela me enseñó que más vale la cara una vez colorada y cien amarillas. Y por otro lado la verdad si te la dicen con respeto y viene de alguien que te quiere siempre es bienvenida, aunque seamos sinceros a veces nos jode un poco o mucho depende jajaja. Un besote en viernes .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente sobrevalorada. Contesta sinceramente ¿quién eres de la foto esa de feliz navidad de los relatos jueveros?

      Besote.

      Eliminar
    2. Pero bueno a estas alturas y no me has reconocido ainssssssssssssss pecador de la pradera ..si te fijas bien lo descubrirás ...

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ya lo creo, entre risas y veras, todo un acierto.

      Saludos, Lua.

      Eliminar
  3. Ooooh, pues sabes, tu abuelo tenía mucha razón. A veces, es mejor dejar la verdad dormida, aunque duela decirlo. Por cierto Pitt, me hubiese encantado conocer a tu abuelo. Besos :D

    ResponderEliminar
  4. Ha pasado tantas veces, cuántos han muerto por decir la verdad. Decir lo que no te compromete aunque sea mentira puede ser una opción, según las circunstancias, pero si lo haces a menudo, en mi opinión, poco favor te haces.
    Me cae bien tu abuelo y esos planteamientos filosóficos, que encuentro sugerentes.

    ¡Buena jornada Pitt, abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Pues entonces, de ir con la verdad por delante , nada de nada. Decir alguna mentirijilla que otra nos puede salvar el pellejo. Tomo nota de las enseñanzas de tu abuelo.El si que era un buen filósofo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes, con la verdad solo se está cerca del cadalso.

      Besos.

      Eliminar
  6. Sabiduría de abuelos. Ya sabía tu abuelo que para la provisión del pan y para la perpetuación de la especie, no hace falta recurrir a la verdad, basta con ciertas habilidades manuales y un poco de sentido común.
    La cosa se complica cuando pretendemos ir más allá de la supervivencia y emprender el camino hacia la transcendencia, entonces recurrimos a los matices y cada uno elabora su sistema de verdades o su propia verdad en singular, pero al final resulta que todo es un cúmulo de errores irrefutables.
    Abrazos
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mayor problema es que aunque nuestros labios callen, hablamos por las puntas de los dedos, muchas veces hasta el ùltimo de nuestros poros nos delata.

      Abrazos.

      Eliminar
  7. Pasa a menudo

    Se dice la verdad sobre los Borbones y se condena al denunciante

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y sobre el descubrimiento de América y las masacres de indígenas, como recordaba el presidente de México recientemente.
      Viva Maradona, no vaya a ser que se diga la verdad y nos condenen.

      Abrazo.

      Eliminar
  8. Por eso me he ganado tantos quebraderos de cabeza en la vida... por la sinceridad sin tregua.
    Los años (para bien o para mal) enseñan que a veces es mejor matizar en ciertos aspectos.
    Feliz fin de semana Sr. Pitt.
    PD: Con tanto vino en la alacena hoy he probado la receta del Glühwein... aprovechando que hoy la lluvia no da tregua por aquí.
    Salud ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni lo dudes.

      Has hecho bien en probar esa receta, en Bilbao también visité su museo, muy limpio todo.

      Feliz finde.

      Eliminar
  9. Temo más que a una vara verde a quienes alardean de ir siempre con la verdad por delante, constatan con su prédica que son muy falsos o muy tontos.
    Adoro a tu abuelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las muchas promesas disminuyen la confianza, jajajajaja, qué razón tienes.

      Muchas gracias, fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Pitt. Tu abuelo era muy sabio. No podemos decirle a un asesino que lo es, hay que dulcificarlo un poco, porque si no, nos puede asesinar. Igualmente a un dictador no se le puede decir tal cual, porque tomará represarías contra nosotros. Sí decir la verdad en cosas cotidianas de la vida que no causen un daño irreparable. Todo esto es muy subjetivo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que aquí andamos siempre entre lo serio y la broma.

      Saludos.

      Eliminar
  11. El problema es que no hay una única verdad, la mayoría de las veces porque no interesa encontrarla. Entonces cada uno tiene la suya y se suele utilizar para fundir al contrario en lugar de para construir algo digno entre todos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.