Seguidores

lunes, 12 de noviembre de 2012

Fillis y Damón

Consultorio sentimental de Pitt el loco.

Ruego leáis con atención, y reflexión, estos bellísimos versos de Francisco de Aldana (1537-1578) en los que, teniendo en cuenta el amor y la pasión como anhelo y como fracaso, impulsa a Fillis a preguntarle angustiosamente a su amante:

¿Cuál es la causa, mi Damón, que estando
en la lucha de amor juntos, trabados,
con lenguas, brazos, pies y encadenados
cual vid que entre el jazmín se va enredando,
y que el vital aliento ambos tomando
en nuestros labios, de chupar cansados,
en medio a tanto bien somos forzados
llorar y suspirar de cuando en cuando?

18 comentarios:

  1. Unos versos bellísimos llenos de imágenes esclarecedoras.

    ResponderEliminar
  2. Bellos, Pitt, muy bellos!

    Saludos de agua desde mis olas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sirena de alma marina, de alga blanca.

      Eliminar
  3. Es muy linda esa pregunta y dice mucho sí, la respuesta que le daría Damón es lo que me gustaría saber. Curiosa que es una oye.

    ResponderEliminar
  4. "Amor, mi Filis bella que allá dentro
    nuestras almas juntó, quiere en su fragua
    los cuerpos ajuntar también, tan fuerte
    que no pudiendo, como esponja al agua,
    pasar del alma al dulce amado centro,
    llora el velo mortal su avara suerte".

    Para "curiosa".

    ResponderEliminar
  5. No he reflexionado mucho Pitt, de hecho no he reflexionado nada, pero he releído y sigo sintiendo lo mismo: es por la simple imposibilidad de ser realmente uno en el otro, de llegar a una fusión real donde todo cobre sentido, incluso la eternidad.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para no haber reflexionado mucho vas bastante encaminada. La entrada no lo pretendía pero ya que lo comentas, los protagonistas pueden ser abstracciones de dos tipos de amor. Incluso entra por medio Platón y la reconciliación de una dualidad en un orden superior, las Ideas, pero el planteamiento ya es presocrático y anterior a Platón. También es posible que las figuras elegidas por Aldana sean la lucha de contrarios de Heráclito y el ansia de unidad de Parménides.
      En realidad, en la entrada, está sacado de su contexto, de la intencionalidad del autor, pero veo que vuestra perspicacia llega a ahondar en las lecturas. Eso es leer. Leer activamente.
      Prometo no ser tan pesado en otras ocasiones.
      Besos, aunque no sé si está bien besar a la profesora.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Pues tiene su intríngulis ese llanto,ese suspirar que causa en la pobre Fillis,un algo de angustia,una terrible desazón,un devaneo mental, en medio del enredo amoroso...
    ¿?
    En la próxima nos dices qué contesta su bien amado entre lágrima y suspiro!
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La contestación de Damón esta en la respuesta a Maite N. un poco más arriba.
      El intríngulis es tal, también lo amplío -sólo un poco- en la respuesta a Verónica C.
      Besos.

      Eliminar
  7. Cuando no deseas a una persona te da igual que se vaya con cinco que con cuarenta. Cuando la deseas como a tu vida empieza el temor a darte cuenta de que como se vaya dos minutos puede ser para liarse con otro-a. A esto se le llaman celos y se suelen dar si la pasión es exagerada, inhumana y algo tontorrona. Uno puede disponer de si mismo las 24 horas pero el amado-a de tanto en tanto se tiene que ausentar y que una parte de tí se mueva por sí misma es cuando menos angustioso.

    ResponderEliminar
  8. Tu respondes la pregunta con el final de la poesía, yo retorcida pienso que los amantes queriendo mas, van buscando la bisexualidad hermafrodita. Y ahora salto y brinco y me quedo tan pancha

    ResponderEliminar
  9. Pitt, flipante!!!
    Me encanta
    Es necesario llorar a veces cuando los sentimientos estan a flor de piel en mi caso es inevitable.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Porque por mucho que trabe, encadene, enrede, tome y chupe, miradas, alientos, lenguas, piernas, brazos, labios... yo sigo siendo yo y él sigue siendo él. Y eso da miedo (aunque también lo contrario).

    Beijos

    ResponderEliminar
  11. Esto termina pareciéndose a la pareja de pájaros enamorados... mucho picoteo y aleteo, pero para volar juntos es necesario remontar vuelo sin atarse de las patas.
    Te dejo un abrazo, me gustó leerte!

    ResponderEliminar
  12. La causa no se puede abarcar...solo se pueden disfrutar las consecuencias. Y estas son contradictórias, pues todo placer cuando no podemos controlarlo se paraece extrañamente al dolor, y el poseer un sentimiento es poseer de manera irremediable el miedo a perder lo que lo provoca. El amor es la más potente de las drogas, lo consumimos sin descanso, nos enganchamos...y luego llega la dulce depencia :)
    Un abrazo inmenso!!!

    ResponderEliminar
  13. Hace un par de años me rompí la cabeza estudiando estos versos intentando buscar la razón del distanciamiento emocional que impide esa fusión cuerpo-alma platónica. Es una historia de amor, que confirma una vez más, mi frase favorita, esa de que los grandes amantes de la historia jamás vivieron juntos.

    ResponderEliminar