Seguidores

miércoles, 23 de enero de 2013

Mirar lejos


Para avanzar hay que mirar lejos, activar el sentido común y no dejarse pastorear; la autonomía y la independencia personal son irrenunciables. Precisamos audacia y juicio, ambas cogidas de la mano.

(Foto: Pitt Tristán)

10 comentarios:

  1. Yo reniego absolutamente de que me pastoreen.
    Sin embargo...
    ¿Por qué siento que se me lleva involuntariamente hacia el redil?
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es la publicidad. Nos bombardean con consignas alienantes: supuestos valores, estética, modales, costumbres, actitudes... todo en el camino hacia el redil.
    Quien no crea en el poder de la publicidad que me explique como nos puede parecer tan bueno algo como el yogur.

    ResponderEliminar
  3. También el amor o la felicidad son una utopía y no por eso hemos de dejar de intentarlo.
    Te reconozco que sus efectos secundarios son la misantropía, entre otros.

    ResponderEliminar
  4. Hay veces que no percibimos lo que nos falta, pero la propia vida nos lo va enseñando. Me quedo con "la independencia es irrenunciable"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría estar más de acuerdo. La independencia es síntoma de salud.

      Eliminar
  5. La autonomía y la independencia pasan por muy mala racha, me temo.

    ResponderEliminar
  6. No dejarse pastorear está al alcance de todos. No se gana la guerra así en absoluto pero ganamos pequeñas batallas contra el pastoreo a diario. Algunos a menos lo hacemos.

    ResponderEliminar
  7. La foto me ha embrujado.
    Y las reflexiones que la acompañan... perfectas!

    Yo quiero seguir siendo yo misma, libre, autónoma e independiente.
    Sé que tengo que pelear como una jabata para que no me roben esos derechos...

    Un beso nada pastoreado!
    ;)

    ResponderEliminar
  8. hoy tu entrada es pura filisofía.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.