Seguidores

domingo, 27 de enero de 2013

Museos



Cualquier día es apropiado para visitar un museo, pero me encanta hacerlo en domingo para luego tomar un vermú y redondear una mañana apacible. Al fin, hay nada más placentero que mirar -por eso volvemos a los museos-. Mirar y pensar, ya que, como dice Proust en su breve texto sobre Ruskin: "Los museos son casas que únicamente dan cobijo a pensamientos. Incluso al visitante menos capaz de penetrar tales pensamientos sabe que lo que mira en esos cuadros colocados unos junto a otros son pensamientos, que esos cuadros son preciosos y que no lo son el lienzo, los colores que se han secado en él y la madera dorada que lo enmarca".

(Au Moulin de la Galette. Ramón Casas)

13 comentarios:

  1. Y a mí que siempre me ha costado apreciar un cuadro.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ten en cuenta que aprecias mucho tu trabajo, no vas a pasarlo de puta madre durante la semana ¡y también los domingos!
      Los vagos somos más de disfrutar con todo aquello que resulta inútil.

      Eliminar
    2. Pufff. Con lo que disfruto yo de lo que no tiene ninguna utilidad práctica...

      Eliminar
  2. El Domingo es muy buen día para esos museos. Yo voy cuando puedo pero los Domingos tienen un ambiente especial, para mí el único modo de robarle alegría a esos días tan tristones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo. Gracias como siempre por tu compañía.

      Eliminar
  3. No conocía esa frase del gran Proust,decir que es genial me parece que no es decir nada, pero es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento me siento feliz cuando te agrada lo que lees.

      Eliminar
  4. Cobija pensamientos, pero especialmente miradas.

    ResponderEliminar

  5. Cualquier día, pero el lunes es gratis, y el martes hay menos gente. La frase genial, yo encuentro cobijo en la poesía y mañana lo buscaré en el museo
    Brincosaltos

    ResponderEliminar
  6. Buena entrada. No conocía la cita de Proust (lo cual tampoco es muy raro, dado que no le había otorgado nunca a las letras la importancia que merecían)

    ResponderEliminar
  7. Qué ricos son esos domingos, me encanta así!
    Dos besos.

    ResponderEliminar