Seguidores

lunes, 22 de noviembre de 2010

Una cita

Hoy he encontrado una cita del libro El alquimista, de Paulo Coehlo, mientras estaba leyendo otra cosa.  La cita me ha dado que pensar y he decidido compartirla con vosotros.  Tengo que decir que no he leído el libro.  Posiblemente me lo pillaré en la biblioteca un día de estos.  Esto es lo que le dice el alquimista a su aprendiz:

"Cuando tenemos los mayores tesoros delante nuestro, no nos damos cuenta. ¿Sabes por qué? Porque los hombres no creemos en los tesoros."

11 comentarios:

  1. Yo leí hace muchos años el libro, me gustó, te lo recomiendo.

    Sobre la frase, no estoy de acuerdo, creo que si vemos tesoros en muchos sitios, por ejemplo en los buenos amigos.

    ResponderEliminar
  2. ..es relativo...,hay quienes no aprecian lo que tiene y es cierto que que puede ser un tesoro frente nuestro..pero hay otras clases de tesoros y ahi coincido con Marikosan....a lo que te diré una frase que viene a mi memoria y no recuerdo de quién es..."la medida del grado de espíritu necesaria para que algo nos agrade,es exactamente la medida del grado de espítitu que tenemos",tesoros los hay de todos los tamaños ,colores ,razas ideologias,formas..y solo los tenemos delante nuestro siempre...o como en éste caso..detras del monitor!!
    espero hayas solucionado tu encrucijada!!
    mil besos

    ResponderEliminar
  3. Debo estar espeso, pero no me cuadra la frase, si en vez de tesoro fuera milagro... es que un tesoro es algo físico, tangible, solido. Otra cosa es que no lo apreciemos, no se.

    ResponderEliminar
  4. Buen libro, te lo recomiendo. Todo él está lleno de simbolismos sobre la búsqueda y el destino. Te dejo otra frase a mí también me gusta:
    “Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante”

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Estoy dándole vueltas al tema de la frase. Me he puesto a buscar mentalmente esos tesoros y alguno me sale. Pero sí, es cierto que hay que tener cierto estado de ánimo para apreciarlos. Cuando te levantas con el pie izquierdo ya te puedes tropezar con ellos que ni por esas. En fín, Coelho no es de los míos pero debería sacudirme algunos prejuicios sobre la Nueva Era y echarle un vistazo.

    ResponderEliminar
  6. Realmente la cita me llamó la atención porque no hace mucho vi la película Rounders que va de jugadores de poquer y el protagonista decía algo así como "la gente realmente no quiere ganar" y también en el libro "Los tiburones han muerto pero aún no lo saben" dice que en general la gente con todo a favor se acobarda y cuando apenas tiene posibilidades arriesga en exceso, cuando tendría que ser al revés.

    Se trata tanto de no saber apreciar la magia de lo cotidiano o de no dar importancia a lo que tienes muy visto, como de esos impulsos que hacen actuar a mucha gente al revés de lo que requiere la situación. Tal vez sea como dicen en Rounders y en el fondo la mayoría no quiere/queremos ganar.

    Curiosamente, al ajedrez a veces me pasa que cuando tengo buena posición comienzo a jugar algo pasivo, sin ser muy consciente de ello. Lo que pasa es que en el ajedrez no me importa perder. Disfruto también si pierdo.

    ResponderEliminar
  7. Yo leí el libro hace muchos años.. Es fantástico, y está plagado de citas de este tipo. Tras leerlo, reflexionas sobre ciertas cosas, y duranto un tiempo intentas ponerlas en práctica. Lástima que las prisas, el estrés, la cobardía y la bobería, se confabulen para que se nos olvide!! Hay que volver a releerlo.

    ResponderEliminar
  8. Ay, lamento no participar. No me gusta Coelho.
    Quizás deba hacer como Houellebecq y sacudirme los prejuicios.
    Besos a todos :)

    ResponderEliminar
  9. No me gusta Coelho. Pero Pepe Deapié tiene razón, él mismo por ejemplo, es un tesoro, bueno más bien una alhaja.

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que si que creemos en los tesoros, pero cuando los tenemos delante de nuestras narices, nos cuesta verlos.

    ResponderEliminar
  11. MENTIRA!!!!

    Los tesoros no los vemos, porque no se ven.
    "lo esencial es invisible a los ojos"
    El principito.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.