Seguidores

martes, 16 de noviembre de 2010

A quien corresponda

El dolor, cuando no se convierte en verdugo, es un gran maestro.
Concepción Arenal.

8 comentarios:

  1. No se puede agregar nada a esas palabras.
    Me retiro a dormir la siesta, en silencio y pensando en esa frase.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lo que no te mata, te hace más fuerte. Cuando aprendes a vivir con el dolor, simplemente está ahí, ya no te acuerdas de él y sigues sacándole jugo a la vida, a pesar de que haya días en que aumenta la intensidad para que no le olvides.

    Gracias por la frase, aunque no me corresponda y te dejo aquí depositado un beso, cargado de alegría, dulzura y esperanza, cálido, con vigor.

    ResponderEliminar
  3. Mi abuela me decía: "Lo que no mata engorda".

    ResponderEliminar
  4. Gracias. Tiene realación con quien sufre el dolor, tengo que confesar que me lo inspiró tu entrada Marikosan. Pero también va dirigido a quienes lo infligen. Que lo sepan.

    ResponderEliminar
  5. Y nosotros una panda de masocas, que no aprendemos más que a leches!!! no le falta razón.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hay personas que infligen dolor sin saberlo si quiera, será cuestión de educación, de costumbres. Aunque no deja de ser una pena.

    Es un halago por otra parte que mis palabras, duras o cariñosas, sean inspiración, asi que las gracias te las debo yo a ti.

    Y no llores, a no ser que sea de alegría y de emoción, que siempre nos quedará la capacidad de soñar y de bailar el tango.

    He borrado el comentario anterior que decía lo mismo porque había cometido un error.

    ResponderEliminar
  8. Muchas veces el dolor es incluso necesario para hacernos recapacitar, aprender de nuestros errores y seguir adelante con las ideas mas claras.

    La vida en ocasiones duele, no es nada nuevo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.