Seguidores

lunes, 17 de enero de 2011

Villancico en Central Park


Vistió la noche, copo a copo,
pluma a pluma,
lo que fue llama y oro,
cota de malla del guerrero otoño
y ahora es reino de la blancura.
¿Qué hago yo, profanando, pisando
tan fragilísimo plumaje?
Y arranco con mis manos
un puñado, un pichón de nieve,
y con amor, y con delicadeza y con ternura
lo acaricio, lo acuno, lo protejo.
Para que no llore de frío.

José Hierro
de su libro "Cuadernos de Nueva York"

2 comentarios:

  1. Sé que en mi tierra estais pasando frío, en cambio aquí tenemos al mediodía 20º, hace 5 días ya. Yo amo el frío y la nieve, pero este invierno no quiere darme el gusto de disfrutarlo.

    Por otra parte, qué buenos son los poemas de José Hierro, que visión más amorosa de la belleza de la nieve.

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Me ha encantado. Ayy qué tenéis un lado sensible. Qué bien.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.